Batido vegetal antioxidante y desintoxicante.

Este batido vegetal antioxidante y desintoxicante , además de ser un batido depurativo excelente con un sabor sorprendentemente bueno, lo podemos tomar con el objetivo de quemar grasa o evitar acumular grasa corporal en nuestro organismo. A menudo, y por falta de tiempo, no comemos en el momento adecuado que nuestro cuerpo lo requiere. Es imprescindible mantener un hábito pautado de alimentación, de  lo contrario, es muy probable que engordemos por no comer.

Ingredientes:Batido vegetal antioxidante y desintoxicante

  • 1 porción grande brócoli
  • un puñado de esparragos trigueros
  • 200 gr de espinacas
  • 1 pepino
  • 1/4 limón
  • 1/2 aguacate
  • 1 cucharadita de aceite de coco o aceite de oliva virgen extra
  • 3 manzanas pequeñas o 2 medianas de “caserio” o reinetas

Elaboración:

Se pueden cocer el brócoli, los esparragos trigueros y las espinacas, para que sea más fácil batir el batido,preferiblemente utilizando el agua dónde se haya batido. Yo opto por la cocción a vapor, ya que mantienen muy bien sus propiedades.

A continuación se añaden el resto de los ingredientes, y que se quede todo bien batido.

Ponerlo en la nevera, o al batir utilizar hielos, queda más rico.

¡Espero que os guste!

Nerea Salinas.

 

 

¿el pan engorda?

Muchos creen que para adelgazar o para mantener un peso adecuado, el primer alimento que hay que eliminar es el pan, pero la realidad demuestra que si se consume en su justa medida, no engorda y ayuda a alimentarse de forma sana y equilibrada.

Cien gramos de buen pan artesanal aportan una media de 260 calorías, lo mismo que media bolsa de patatas fritas. Los kilos de más no dependen del consumo de pan sino, en la mayoría de los casos, del picoteo, de un excesivo consumo de grasas y del sedentarismo.

Eliminar el pan de la dieta es un error, insisten los expertos en nutrición, partidarios también de
aumentar su consumo hasta los 250 gramos diarios que recomienda la Organización Mundial de
la Salud.
Una cantidad que está lejos todavía de los 157 gramos por persona y día que ingieren los españoles.

la actividad física es lo más cercano a una fuente de la juvetud

La actividad física regular no sólo fortalece la musculatura y mejora el funcionamiento del corazón, los pulmones y órganos internos, sino que también puede ayudar a reducir drásticamente el riesgo de sufrir enfermedades graves, estimular el desarrollo de nuevas células cerebrales e, incluso, agregar años de calidad a la vida de la persona que lo practica, según demuestran las últimas investigaciones. Treinta minutos de actividad física casi a diario es lo único que se requiere para cosechar jugosos beneficios.
La variedad de beneficios a la salud atribuibles al ejercicio ha sorprendido incluso a muchos médicos. La investigación sugiere que estas ventajas pueden ser las siguientes:
Se preserva la juventud. Las actividades físicas tales como caminatas breves o recorridos en bicicleta aumentan la cantidad de oxígeno que se consume durante el ejercicio. Mejorar su capacidad aeróbica en apenas 15 a 25 por ciento sería como quitarse de 10 a 20 años de encima. Los ejercicios aeróbicos también pueden estimular el crecimiento de nuevas células cerebrales en los adultos de edad más avanzada.
Reducción de las infecciones. El ejercicio moderado acelera temporalmente su sistema inmune, aumentando la agresividad o capacidad del sistema inmunológico. Esto puede explicar por qué las personas que hacen ejercicio físico se contagian menos de resfriados.
Prevención de ataques cardíacos. El ejercicio no sólo aumenta el colesterol HDL “bueno” y baja la presión arterial, sino que la nueva investigación demuestra que reduce la inflamación arterial, otro factor de riesgo de ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares.
Se mitiga el asma. Los ejercicios respiratorios y del tórax pueden reducir la necesidad de usar el inhalador en casos leves de asma, según la nueva evidencia.
Control del azúcar en la sangre. El ejercicio ayuda a mantener un nivel saludable de azúcar en la sangre, aumentando la sensibilidad de las células a la insulina y controlando el peso. Dar caminatas a paso rápido puede disminuir sensiblemente el riesgo de sufrir de diabetes tipo 2.
Protección contra el cáncer. El ejercicio puede reducir el riesgo del cáncer de colon, acelerando el paso de los desechos por los intestinos y bajando el nivel de insulina. Y puede protegerlo contra el cáncer mamario y de próstata, al regular los niveles hormonales.
Combatir el estrés. El ejercicio cardiovascular regular baja los niveles de las hormonas del estrés. Para muchas personas, el ejercicio ayuda a aliviar la depresión con la misma efectividad que la medicación antidepresiva.
Aliviar los calores. Aumentar la resistencia física mediante un entrenamiento cardiovascular o la práctica de pilates mejora el humor y reduce algunos de los síntomas de la menopausia, tales como la sensación de calor y la sudoración nocturna.
Protección de la salud masculina. Los ejercicios pélvicos ayudan a prevenir la disfunción eréctil y posiblemente, el agrandamiento prostático benigno, una causa común de los problemas urinarios.
Prolongación de la vida. Los estudios de varios años de duración han demostrado consistentemente que el hecho de mantenerse activo reduce en un 50 por ciento aproximadamente el riesgo de muerte prematura, tanto en los hombres como en las mujeres.

generalidades de la artrosis vertebral

La artrosis vertebral se produce cuando el núcleo pulposo del disco intervertebral va perdiendo espesor, reduciendo al mismo tiempo el espacio intervertebral correspondiente, y limitando la movilidad articular.

Según su localización, se distinguen tres tipos de artrosis:

Artrosis cervical: Suele darse en personas de más de 40-45 años, aunque debido a los hábitos cotidianos esta edad va reduciéndose paulatinamente. Origina en muchos casos dolores de cabeza, contracturas musculares en musculatura del cuello y trapecios, mareos y pérdida de la movilidad normal de las extremidades superiores. Radiológicamente se observan osteofitos (pequeños salientes óseos por deformación).

Artrosis dorsal: En este caso, prácticamente no produce dolor, salvo en casos de contracturas paravertebrales muy severas, a nivel de las escápulas (homóplatos o paletillas).

Artrosis lumbar: Es junto con la artrosis cervical, la más frecuente, produciendo dolor importante en la mayor parte de los casos, donde se producen importantes contracturas musculares en los glúteos, y paravertebrales lumbares.

En todos los casos es conveniente la realización de ejercicio moderado, estiramientos de espalda suaves, calor local y aplicación de masajes periódicos para que las contracturas musculares no se cronifiquen. Hay que tener en cuenta que aunque radiológicamente exista artrosis, si muscularmente estamos bien, los dolores apenas aparecerán.

Es importante evitar el sobrepeso y realizar de forma cotidiana posturas anatómicas normales, no forzadas ni continuadas durante mucho tiempo.

cuidate la espalda

¿QUIÈN NECESITA EJERCITAR LA ESPALDA?
Todas las personas necesitan ejercitar la espalda, tengan o no problemas o dolores en ella. Nuestra espalda debe estar fuerte y flexible para tener una mejor postura, y para evitar lesiones.

El ejercicio mejora e incrementa la fuerza y la flexibilidad de los músculos y las articulaciones que soportan nuestra espalda, manteniéndola así fuerte y en perfecta alineación.

¿QUIÉNES TIENEN DOLORES DE ESPALDA?
Ocho de cada diez personas tienen un problema de espalda en algún momento de su vida. Personas con “mala postura”, “atletas del fin de semana” que desgarran músculos en desuso, o personas que levantan incorrectamente algo pesado. Los músculos de nuestra espalda están frecuentemente poco entrenados y con poca flexibilidad, lo que dificulta un buen equilibrio del cuerpo.

¿CÓMO AYUDA EL EJERCICIO?
Los ejercicios para la parte posterior de nuestro cuerpo (dorsales) fortalecen e incrementan la flexibilidad en los músculos y articulaciones de la espalda. Se necesitan sólo 15 minutos de tres a cinco veces por semana, para mantener la espalda en buen estado.

UNA ESPALDA BIEN EQUILIBRADA ES UNA ESPALDA SANA

Existen tres curvas naturales que deben estar en perfecta alineación para que tengamos una espalda saludable tanto cuando nos sentamos, como cuando estamos de pie y cuando estamos acostados. Estas curvas son:

· · Cervical (cuello)
· · Torácica (parte media de la espalda)
· · Lumbar (parte baja de la espalda)

Las orejas, los hombros y las caderas forman una recta perfecta cuando estas tres curvas están bien equilibradas; a esto es lo que llamamos comúnmente tener “buena postura ”.

LOS MUSCULOS: una espalda sana es aquella que es soportada por músculos fuertes y flexibles, tanto los músculos abdominales como los de la cadera y las piernas. Si no estuvieran así, no podrían mantener las curvaturas de la espalda, pudiéndose provocar diversas lesiones.

LAS ARTICULACIONES: las articulaciones deben estar siempre bien fuertes y flexibles especialmente las de la cadera, rodilla, tobillo y espalda; son también un factor importantísimo ya que mantienen una buena alineación de las curvaturas de la espalda y permiten el movimiento; por esta razón si no estuvieran flexibles y fuertes fallarían en soportar toda la columna vertebral, pudiendo provocar también diversas lesiones.

ESPALDA EN MOVIMIENTO: la otra forma de mantener una espalda sana y prevenida de lesiones, es aprendiendo a mantener una buena postura mientras nos movemos (mecanismos para levantar cosas, estando sentados, etc.)

TRABAJO AEROBICO

El complemento perfecto a un trabajo de fuerza para la espalda es un buen plan de ejercicio aeróbico o cardiovascular.

Llamamos ejercicio aeróbico a todo ejercicio que incrementa el uso de oxígeno por parte de nuestro organismo.

Con el ejercicio aeróbico entrenamos el corazón y los pulmones, endurecemos los músculos y mejoramos la circulación.

Si tienes cualquier duda, pregunta a tu Entrenador o a cualquiera del Equipo de Equilibrium.